Luis Ignacio “Lula” da Silva Foto © Cancillería del Ecuador/Flickr

Excarcelado Lula; Quiñones y Ferrer siguen en prisiones de Cuba

La prensa pagada por el Partido Comunista de Cuba lanzará las campanas al vuelo con la excarcelación provisional del ex presidente brasileño Luis Ignacio “Lula” da Silva; mientras Roberto Quiñones, José Daniel Ferrer y otros presos políticos cubanos siguen en las cárceles de la isla.

Lula no ha sido absuelto. Ha sido beneficiado por una decisión de la Corte Suprema de Brasil que -basada en la Constitución- acordó la salida de la cárcel del ex mandatario hasta que concluya el proceso de dos apelaciones interpuestas por sus abogados. Una muestra impecable de la democracia y su separación de poderes.

Pero la algarabía del gobierno cubano ignorará esos pequeños detalles e insistirá en su cantaleta de que Lula fue víctima de un juicio politizado, porque La Habana necesita a su socio brasileño en casa e intentando volver al poder para que trate de parar la sangría de Odebrecht, cuyo capítulo cubano aún se desconoce en toda su magnitud.

Ya estamos habituados a la bipolaridad política y jurídica de la casta verde oliva que, mientras celebra la excarcelación provisional de Lula, mantiene en prisión a Jesús Quiñones, José Daniel Ferrer -sin haber sido juzgado- y a otros 120 presos políticos, pese a la reciente afirmación del presidente Díaz-Canel de que en la isla no se represalia a quien piensa diferente o discrepa del tardocastrismo.

Ferrer ni siquiera ha sido juzgado, se le negó un recurso de Habeas Corpus, y su familia teme por su vida. Quiñones ha sido condenado a un año de prisión por intentar cubrir como periodista independiente el juicio de un matrimonio religioso que se negó a que sus hijos estudiaran en los colegios estatales. ¿Qué piensan el Tribunal Supremo Popular, el Ministerio de Justicia y el Consejo de Estado de estos casos?

Al menos en Brasil, el presidente Bolsonaro tendrá que acatar la decisión judicial favorable a Lula. En Cuba, jueces y magistrados tienen que acatar las decisiones de la casta verde oliva que -sesenta años después- sigue empeñada en la no separación de poderes y en la subordinación absoluta del aparato estatal, gubernamental y legislativo.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985