Evo y Maduro, en una foto de archivo Foto © Twitter/República Bolivariana de Venezuela

Evo Morales en Caracas, para celebrar con Maduro la victoria del MAS

El expresidente boliviano Evo Morales viajó este viernes desde Argentina, donde se encontraba en condición de asilado, hacia Venezuela, para celebrar con Nicolás Maduro la victoria de su partido, Movimiento al Socialismo (MAS), en las elecciones presidenciales realizadas en el país andino el domingo pasado, según informó la agencia estatal argentina de noticias Télam.

Según Télam, el exmandatario que se asiló en Argentina hace diez meses, partió desde Buenos Aires hacia Caracas en la tarde del viernes en un avión oficial del Gobierno de Maduro.

El avión Embraer Lineage 1000 con matrícula YV3016, se encuentra entre las aeronaves señaladas en una "lista negra" de Estados Unidos desde que el Gobierno de Donald Trump lanzó el pasado 7 de febrero un paquete de sanciones enfocado en la aerolínea estatal venezolana Conviasa para presionar al régimen de Maduro.

Adquirido por Venezuela en junio de 2014, el avión forma parte de la flota oficial del régimen chavista y es uno de los más utilizados por el dictador en sus vuelos internacionales. Fabricado por la empresa aeronáutica brasileña Embraer, tiene capacidad para 19 pasajeros y está pintado con los colores de la aerolínea Conviasa.

El viaje de Morales se produce el mismo día que el Tribunal Supremo Electoral boliviano confirmó el triunfo del candidato presidencial del MAS, Luis Arce. Con el 55,1% de los votos, Arce aplastó en las urnas a sus rivales, Carlos Mesa (28,8%) y Fernando Camacho (14%). El exministro de Economía se benefició de la pésima gestión del Gobierno provisional así como de la división de la oposición para romper el techo electoral de su propio jefe de filas.

El triunfo del MAS ha vuelto a unir estratégicamente a las revoluciones latinoamericanas y al Grupo de Puebla, con México y Argentina como referentes, y ha servido para redoblar el ataque político de la izquierda contra Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Fue el propio Morales el primero en demandar la dimisión de Almagro: "El triunfo rotundo en las elecciones generales es la mayor prueba de que no hubo fraude. Los que denunciaron tienen la obligación ética de retirar esas denuncias. Se debe poner en libertad a todas las personas injustamente encarceladas por este motivo".

Pese a apostar por la reconciliación nacional, Arce no ha dudado en sumarse a la campaña contra Almagro, al calificar como "lapidario y vergonzoso" el informe de la OEA que demostró el año pasado el fraude electoral del oficialismo.

Durante su campaña Evo había prometido que de ganar su partido en las urnas volvería al día siguiente a Bolivia. Pero ese regreso no parece inmediato. En el seno de su partido se discute cuál será el momento más oportuno. Contra Morales pesan varias acusaciones de la Fiscalía, una de ellas por mantener relaciones con una menor de edad, que es la actual pareja del expresidente.

"Todavía no está programado mi retorno a Bolivia", confirmó Morales el miércoles, un regreso para el que contaría con la protección del presidente argentino, Alberto Fernández, quien se ha ofrecido a acompañarle.

Por su parte, en una entrevista con Reuters, el presidente electo Arce dijo que no tiene previsto "ningún rol" en el Gobierno para Morales.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985