Ministro de Economía Alejandro Gil / Tractor para la agricultura Foto © Facebook (Captura de video) / Granma

Gobierno cubano arrendará medios de transporte a privados

El Gobierno cubano anunció este jueves que antes de que concluya 2020 posibilitará el arrendamiento de medios de transporte a trabajadores privados en la isla. 

Durante su intervención ante el Parlamento cubano, el ministro de Economía Alejandro Gil Fernández afirmó que el régimen arrendará con diferentes modalidades medios de transporte a trabajadores por cuenta propia. 

La iniciativa "favorecerá el desempeño de áreas productivas como la agricultura y otros sectores que no cuentan con medios para la transportación de sus producciones", dijo el funcionario. 

Para ello se pondrán en arrendamiento vehículos de motor, remolque y semirremolque, "para lograr un mayor estado técnico del parque de vehículos del país y una mayor eficiencia en su empleo", expresó. 

También estarán disponibles para contratación choferes y estibadores, indicó Gil Fernández. 

"Usted puede arrendar un camión, ya sea con chofer, o sin chofer, con estibador, sin estibador, se le brinda el servicio. Si hay la posibilidad de hacerlo y hay una demanda, ese impedimento de conexión entre sector estatal y no estatal hay que romperlo conceptual y jurídicamente", subrayó. 

"La implementación de esta medida se proyecta para antes de que concluya el 2020", comentó el funcionario, quien este jueves detalló aspectos de la implementación de la Estrategia económica y social del país ante una sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Gil Fernández, sin embargo, no se refirió a precios, requisitos para acceder a las contrataciones ni moneda a utilizar para las mismas, lo cual genera dudas en medio del proceso de dolarización por el que transita la economía cubana.

El pasado 12 de octubre el funcionario había anunciado que el Gobierno comenzaría la venta en moneda libremente convertible (MLC) de insumos para la producción agrícola en el país.

"Vamos a dar el paso con los equipos, tractores, poco a poco iremos abasteciendo ese mercado en la medida que podamos realizar esas ventas. ¿Qué mecanismos estamos utilizando para esas ventas? Fundamentalmente, mercancía en consignación importada", expuso entonces. 

Según el ministro, quien asegura que la economía del país se encuentra en crisis por la pandemia del coronavirus, "en este contexto hay que tomar este tipo de medidas audaces, que no significan dolarizar el país para nada, pero hay que buscar determinados circuitos productivos que funcionen con independencia de la asignación del financiamiento central".

En septiembre el ministerio de la Agricultura (Minag), a través de la empresa GELMA, inició la comercialización mayorista de insumos, equipamientos y servicios técnicos especializados al sector agropecuario, también en MLC. 

"Ante la situación económica actual y la necesidad de recaudar moneda dura, #Gelma crea nuevos Centros Comerciales ¿qué los hace diferentes? las ventas en MLC mediante los Terminales Puntos de Venta. #SomosLogísticos, más cerca del productor", anunció la entidad estatal en Twitter.

Sin embargo, no fueron pocos los cubanos que cuestionaron la venta en "moneda dura" de insumos para una producción que después se vende en Moneda Nacional (CUP). 

Especialmente, porque el productor cubano no puede acceder a MLC de forma legal porque los dólares no se comercializan en el país. 

Además, porque incluso aquellos que comercialicen sus producciones a otros países que paguen en dólares, luego recibirán la mayor parte de su dinero en CUP o CUC, y no en dólares, según explicó Rodrigo Malmierca Díaz, ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera. 

Las autoridades de la isla también flexibilizaron la contratación en el campo desde el 21 de septiembre. Es decir, los campesinos pueden contratar a cualquier persona durante los picos de producción, según dispone la modificación de la Resolución 24 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, publicada en la Gaceta de Cuba.

Esta contratación podrá hacerse de manera verbal durante los primeros tres meses (90 días), siempre que el agricultor se comprometa a respetar la jornada laboral de ocho horas y no sobrepase, en ningún caso, las 44 horas semanales.

Toda la estrategia de "flexibilización" del Gobierno cubano sobre los sectores productivos responde a la carrera desesperada del régimen por captar divisas e incrementar la disponibilidad de alimentos.

Sin embargo, las medidas para ello serán a costa del trabajo de los productores nacionales que no obtendrán el dólar y deberán comprar sus insumos en esta moneda a través de empresas estatales como GELMA, dado que no existe un mercado mayorista alternativo donde adquirirlos.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985