Sandro Castro Arteaga, aficionado a Mercedes Benz Foto © Instagram / Sandro Castro Arteaga

Sandro Castro Arteaga, otro hombrecito nuevo que no quiere ser como el Che

El compañerito Sandro Castro Arteaga pide disculpas por el paseo en Mercedes Benz prestado que hizo por una carretera cubana, junto su novia. que graba la enésima versión de uno de los sueños más recurrentes de varones, un carro, una casa y una buena mujer, que alivie el cansancio y sinsabores de un hombrecito nuevo fatigado que renuncia a ser como el Che.

Castro Arteaga tuvo el gesto de disculparse y eso le honra, pero deja en el aire algunas interrogantes que debería haber aclarado para tranquilidad de los revolucionarios esforzados en salvar a la patria y el socialismo y de esos cantores serviles que lo han tildado de inmaduro, cuando en Cuba hay muchos jóvenes inmaduros, pero no todos tienen amigos generosos con vehículos de lujo.

¿Ha denunciado Sandro Castro Arteaga la manipulación y robo de un vídeo de su cuenta de Whatsapp y teléfono móvil? El supuesto robo es un delito y. además, implica que una de las personas cercanas al joven lo ha traicionado, difundiendo el vértigo que siente a lomos de un Mercedez Benz.

El vehículo usado en el perfomance con gasolina sería de un amigo que lo presta; pero la aclaración contradice el relato inicial del haiku del compañerito Sandro: Somos sencillos, pero de vez en cuando nos gusta sacar los juguetes que tenemos en casa. ¿Cuándo miente, pavoneándose o disculpándose? Queda claro que con los amigos que tiene el velocista rodante , no necesita enemigos; uno le robó el corto y otro le prestó un carro de lujo para dar una vuelta a ritmo de dame más gasolina.

Castro Arteaga aprovechó la ocasión para aclarar que hay una cuenta falsa de Twitter, a su nombre, que en estos días ha hecho de Granma, NTV y demás patrulleros de la pureza revolucionaria, dándole cuero al probador de Mercedes Benz. ¿Ha formulado la correspondiente denuncia por usurpación de identidad en una red social?

La pirueta despótica de Sandro Castro Arteaga revela - además de un inmaduro jactancioso- pasividad de la fiscalía y de la unidad de Tránsito de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en la demarcación donde se produjo el acelerón, por no actuar de oficio ante la comisión de varios delitos y sancionado al alardoso por conducir a exceso de velocidad, distrayéndose para hablar a la cámara  y poniendo en peligro su vida, la vida de su novia fílmica y de otras personas que pudieran estar circulando por la carretera junto al objeto de deseo motriz de este Fangio arrepentido, con lamento borincano.

El Ministro del Interior debe ordenar una investigación sobre los hechos para evitar que los enemigos de la revolución lleguen a la conclusión que la misma policía que golpea a mujeres se inhibe ante un infractor acelerado y que la misma fiscalía que instruyó cargos contra el rapero Denis Solís no reacciona ante delitos.

El gobierno cubano debe reaccionar al patinazo de Sandro Castro Arteaga despejando cualquier sospecha de privilegios y trato de favor hacia un hombrecito nuevo exitoso como empresario, pero fatigado; sin comprender que la construcción del socialismo es una tarea voluntaria de hombres libres, que renuncian a cualquier privilegio, a cambio de que proletarios y campesinos dispongan de guaguas y trenes confortables, limpios, y puntuales, que circulen por vías seguras, correctamente señalizadas e iluminadas y a salvo de imprudentes manejando carros potentes, que consumen mucha gasolina.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba