Mecánicos cubanos reacondicionaron 91 tanques sudafricanos

La técnica militar cubana y el trabajo que están haciendo los mecánicos, sólo alcanza a devolver los vehículos a un estado de referencia, insuficiente para emplearlos en labores de despliegue combativo, debido a su desconocimiento de distintos sistemas fabricados por la empresa británica OEM, la más adecuada para repararlos y modernizarlos, sostuvo la fuente de Defenceweb.

Tanque de guerra Centurión MK Foto © Wikipedia

Mecánicos militares cubanos han reparado 91 tanques Olifant del ejército sudafricanos, informó el Ministerio de Defensa durante una presentación de la operación Thusano ante un Comité del Ministerio de Defensa y Veteranos Militares, algunos de los cuales mostraron duda y sorpresa por la poca familiarización de los contratados con esa técnica de combate.

Los tanques Oliphant, conocidos también como Centurión son de fabricación británica y han mantenido su protagonismo en las dotaciones de tropas terrestres occidentales desde las postrimerías de la II Guerra Mundial, hasta nuestros días, aunque en versiones mejoradas y modificadas, como ocurre en Israel y Arabia Saudí.

El gobierno sudafricano pagó más de 1.600 millones de rands (115 mil millones de dólares) a Cuba por el Proyecto Thusano, un plan conjunto que comenzó en el 2015 y que pretende "crear un sistema de transporte sostenible" para la Fuerza de Defensa Nacional de Sudáfrica (SANDF).

Un convenio bilateral para la contratación de técnicos militares cubanos expertos en mantenimiento a vehículos de combate y transporte, establece el pago de 70.034.738 dólares norteamericanos (mil millones de RAND al cambio oficial) anuales en materia de colaboración militar, reveló Defenceweb.

El contingente cubano, contratado por el gobierno de Sudáfrica, reparó siete tanques Olifant Mk 2 y 84 de las versiones más antiguas, Mk 1, precisó el Contralmirante Mthethwa, en su comparecencia ante el comité de expertos en defensa y veteranos.

El ejército de Sudáfrica solo mantiene activo un regimiento blindado, en la base de Tempe, con 36 vehículos en disposición combativa, repartidos en tres escuadrones de 12 carros de combate, cada uno, según datos de fuentes militares, algunas de las cuales cuestionaron la necesidad de reparar "tantos MK-1", la versión más antigua de ese modelo de tanque británico.

Un experto en temas militares expresó su extrañeza porque, en teoría, los viejos tanques reparados por cubanos, equiparían a los regimientos de reserva, pero esas unidades son prácticamente inexistentes porque no han sido entrenadas en muchos años y sus medios están infrautilizados.

Los recortes presupuestarios en Defensa podrían obligar al cierre del único regimiento de tanques en activo en Sudáfrica, recordó el especialista, que rehusó ser identificado.

Los mecánicos militares cubanos, además de trabajar en el reacondicionamiento de los vehículos de ruedas, incluidos carros blindados Rooikat y camiones Samil, están haciendo lo mismo con vehículos de oruga que, posiblemente, no vuelvan a estar en servicio activo.

La técnica militar cubana y el trabajo que están haciendo los mecánicos, sólo alcanza a devolver los vehículos a un estado de referencia, insuficiente para emplearlos en labores de despliegue combativo, debido a su desconocimiento de distintos sistemas fabricados por la empresa británica OEM, la más adecuada para repararlos y modernizarlos, sostuvo la fuente de Defenceweb.

El efecto real de la decisión de importar mecánicos y técnicos cubanos provoca desempleo de especialistas sudafricanos y da a los cubanos información de algunas tecnologías, Rooikat y Olifant, subrayó.

La oposición, colegios profesionales y sindicatos sudafricanos han criticado reiteradamente la importación de mano de obra cubana y ha pedido al gobierno que cese su relación ideológica con La Habana, que va en detrimento de los trabajadores locales.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba