Esposa y hermana del humorista cubano Limay Blanco se contagiaron de coronavirus

Limay Blanco dejó testimonio de una cadena de infortunios que vivió en el día de ayer, y relató cómo solo al final del día, en plena madrugada, tras pedirle a Dios una sola “alegría”, le acabó llegando

Limay Blanco junto a su esposa Glenda Foto © Facebook / Glenda Medina

El humorista cubano Limay Blanco, que permanece aislado en su casa por sospecha de COVID-19, anunció este jueves que su esposa Glenda, que había dado positiva al virus y estaba ingresada, recibió el alta médica. No obstante, todavía permanece ingresada su hermana.

En un emotivo vídeo publicado en Facebook, Limay dejó testimonio de una cadena de infortunios que vivió en el día de ayer, y relató cómo solo al final del día, en plena madrugada, tras pedirle a Dios una sola “alegría”, recibió la sorpresa del alta de su esposa.

“Hoy ha sido uno de los días más malos porque me desperté y vi en Facebook las noticias de los muertos y me sentí muy mal. Pedí oración en Cuba. Imagínate, mi esposa ingresada con coronavirus, mi hermana ingresada con coronavirus”, relató el humorista, quien destaca por su labor humanitaria en favor de los residentes en la isla.

Al primer impacto de las noticias negativas sobre la situación epidemiológica en Cuba, Limay sumó que le llegaron 10 mil pesos de la factura de electricidad, luego le quitaron la chapa del carro cuando mandó a alguien a entregarle el almuerzo a su esposa. Por último, antes de acostarse, su hija, que también está aislada en la casa, le dijo que tenía dolor de garganta.

Ante tantas desgracias juntas, Limay Blanco dice que suplicó por una sola alegría y le acabó llegando. “¿Qué me enseña esto? Dejen las cosas en manos de Dios, oren, pídanle mucho a Dios, déjenle las cosas a Dios”, recomendó el humorista, que agradeció las muestras de afecto y apoyo recibidas en los últimos días.

"Oren por mí y mi familia y mis amigos", pidió a sus seguidores el Muñi Muñi hace tres días en sus redes sociales y publicó dos imágenes del exterior de su vivienda con el cartel rojo que señala que se trata de una vivienda "con ingreso domiciliario".

De inmediato, decenas de seguidores le desearon que todo no pasara de un susto y le enviaron bendiciones. Algunos señalaron que el humorista ha estado en contacto con muchas personas por la labor humanitaria que realiza, donde lleva varios proyectos simultáneos de ayuda a personas necesitadas. 

Blanco ha dicho que como debido a la pandemia están suspendidos los espectáculos humorísticos y no puede trabajar, ha decidido dedicarse a tender su mano solidaria a aquellos que lo necesitan. Como parte de su trabajo ha recaudado fondos para comprar y/o reparar casas de familias con niños que viven en extrema pobreza. Para él es una tarea que le ha encomendado Dios, según recalcó recientemente. 

Actualmente Cuba vive el peor momento de la pandemia de coronavirus, y desde hace algunas semanas los casos sospechosos o contactos de casos confirmados son recluidos en sus casas bajo la categoría de "ingreso domiciliario". 

A los confirmados los trasladan a centros de aislamiento o a hospitales, que en algunas provincias, como Matanzas, se encuentran colapsados.

Puedes seguir a CiberCuba Entretenimiento en Facebook, Instagram o Youtube.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba