Gobierno cubano promete entrega normada de café luego de retrasos por falta de materia prima

Dos años después de haberse planteado el objetivo de producir 30 mil toneladas del grano para 2030, el ejecutivo de Miguel Díaz-Canel no consigue satisfacer siquiera el café de la Canasta Familiar Normada y lucha desesperadamente por distribuir una cuota mínima que le permita a los cubanos tomarse el sacrosanto “buchito” de café con el que poder soportar la miserable rutina del día a día.

Facebook / GEIA
Trabajadores de una torrefactora cubana Foto © Facebook / GEIA

Cuba sigue siendo incapaz de producir las 24 mil toneladas de café que cada año se demanda para el consumo interno de la isla, una situación que lejos de corregirse, empeora con el paso de los días y las decisiones tomadas por el gobierno de la “continuidad”.

Dos años después de haberse planteado el objetivo de producir 30 mil toneladas del grano para 2030, el ejecutivo de Miguel Díaz-Canel no consigue satisfacer siquiera el café de la Canasta Familiar Normada y lucha desesperadamente por distribuir una cuota mínima que le permita a los cubanos tomarse el sacrosanto “buchito” de café con el que poder soportar la miserable rutina del día a día.

Un reporte del Noticiero Nacional de la televisión cubana emitido este sábado reconoció que “en este inicio de año hemos sentido el atraso en las entregas del café correspondiente a la canasta familiar normada”. La información, sin precisarlo, aludió a los problemas de distribución en los meses de diciembre y enero que dejaron a muchos cubanos sin su brebaje estimulante predilecto.

Según el medio oficialista, “el problema ha sido nacional ante la falta de materias primas”, pero aseguró que “las torrefactoras de Cuba se encuentran inmersas en dar respuesta a las necesidades de la población”.

Para demostrarlo, las cámara del espacio informativo se desplazaron hasta la torrefactora "Reynerio Almaguer Paz" de Holguín, un “colectivo vanguardia nacional” donde trabajan para garantizar el suministro de la cuota de café de la canasta familiar normada para varias provincias orientales, las mayores productoras de este grano.

“Desde octubre no se abastecía de grano a esta torrefactora por falta de materia prima de importación y nacional… ‘propiamente el café’”, indicó Rider Juan Sánchez Hijuelos, director de la empresa holguinera, que suministra el café de la canasta familiar normada a esta provincia, junto a las de Granma y Las Tunas.

Conscientes de la gravedad del tema, los dirigentes se lanzan a la búsqueda de soluciones que estabilicen el suministro de café, al menos las 4 onzas (115 gramos) de la canasta familiar normada. La torrefactora holguinera, según Sánchez Hijuelos, consiguió en noviembre cumplir con ese propósito para las tres provincias que produce y las cuotas de enero ya están entregadas (de diciembre no dijo nada el directivo).

El propósito, afirmó, es el de producir en lo que queda de mes las cantidades necesarias para la distribución de la cuota de café de la canasta familiar normada correspondiente a febrero. De esa forma, en febrero –si no ocurren “afectaciones”- podrían producir las cuotas de marzo y así lograr estabilizar el suministro.

“¿Cómo se está comportando la materia prima en el mes de febrero?”, inquirió el periodista de la televisión cubana al directivo. “Hay un retraso con el envase, el sobre plástico litografiado, pero se están buscando soluciones”, contestó Sánchez Hijuelos, conocedor del gusto de los gobernantes por la filosofía de “para cada problema, una solución”, aunque luego en la práctica cada solución acarree nuevos problemas, en ese encadenamiento productivo de malas decisiones y propaganda con el que mal funciona la economía cubana desde hace décadas.

“Este sistema empresarial agroalimentario tiene también la responsabilidad de distribuir el Café de la Canasta Familiar Normada, presentando problemas de distribución en los meses de diciembre y enero. Aun cuando se ha cumplido la producción nacional, hay un nivel que se asegura con Café importado que no ha arribado al país por las dificultades existentes con las navieras”, dijo este sábado el Grupo Empresarial de la Industria Agroalimentaria en una nota informativa publicada en sus redes sociales.

Asimismo, informó que “se ha concluido el procesamiento industrial del Café en el día de hoy y se trabaja en la distribución de los territorios faltantes antes del cierre del mes de enero”.

El café que consumen los cubanos se compone por un 50 por ciento de café y un 50 por ciento de chícharo. “Hasta el año 2005, se mezclaba 40 por ciento de café y 60 por ciento de chícharo en el caso de la canasta básica y, en el caso del consumo social, 20 de café y 80 de chícharo. En ese año, nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro ratificó que el café saldría puro y así se mantuvo hasta el 2011”, declaró Sánchez Hijuelos en abril al periódico oficialista Ahora.

“Por la situación puntual de la materia prima en el orden nacional, hubo que regresar al café mezclado y desde el 2011 es producido con normas aprobadas, con la mezcla al 50 y 50, para la canasta básica y el consumo social”, explicó el directivo de una UEB donde también se produce café puro de las marcas Regil, Arriero, Serrano y Turquino en diferentes gramajes (125, 250, 500 y mil gramos), con destino a las cadenas de Tiendas Caribe, Cimex y Caracol, así como a entidades del sector turístico, como Palmares y Cuba Catering S.A.

Precisamente, el abastecimiento de las tiendas MLC con café cubano puro, la calidad del mezclado, así como las denuncias de la sociedad civil de la exportación y venta de dichas marcas en los supermercados de terceros países, han causado y causan malestar entre una población que sigue escuchando a sus gobernantes prometer cosas que no cumplen, mientras otorgan distinciones de “vanguardia nacional” a empresas que tienen el objetivo de producir la miserable cuota de café de la canasta familiar normada que los cubanos pueden degustar tras largas y angustiantes colas frente a las tiendas en moneda nacional.

La pandemia del coronavirus "ha conllevado a que los cubanos tomen más café y esto ha disparado la demanda", dijo en octubre el director general de la Empresa Cuba-Café, Antonio Alemán Blanco a Cubadebate. El "bloqueo norteamericano" y el decrecimiento de la actividad industrial también han influido, aseguró. Ante semejante análisis, los cubanos solo pueden rezar porque se acabe la pandemia... y llueva café en el campo.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Ivan Leon

Licenciado en periodismo. Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales E Integración Europea por la UAB.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba