Gobierno cubano preocupado por retrasos en campaña de zafra azucarera

Con un plan previsto de 911,000 toneladas para la actual campaña, la producción de la zafra 2021-2022 está destinada en su mayor parte al consumo interno (500 mil toneladas). Para la exportación se prevén 411 mil toneladas.

Granma / Modesto GutiérrezGranma / Modesto Gutiérrez
La zafra azucarera 2021-2022 comenzó por Cienfuegos Foto © Granma / Modesto Gutiérrez

El gobierno cubano volvió a mostrar su preocupación por la reactivación de la agroindustria azucarera y apremió a sus trabajadores a hacer un esfuerzo por salvar la actual campaña de zafra.

“La prioridad del momento tiene que ser la presente zafra, porque de ella dependerá el resto del sector, por no decir, su futuro”, indicó Granma en una nota que reseñó la visita de los dirigentes del sector desplazados hasta las empresas agroindustriales del occidente del país, con el objetivo de apremiar a los trabajadores del sector a cumplir con los objetivos de la actual campaña.

“Si no lo logramos ahora, ¿cómo tendremos dinero para la próxima, cómo garantizamos las 500,000 toneladas de azúcar de la canasta básica del año?”, preguntó Santiago Pérez Castellano, funcionario del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros. Además, llamó la atención sobre el cuidado de los retoños y los cuidados de las plantaciones cuando el país hace dos años “que no cuenta con herbicida ni fertilizante para aplicarles”.

Con el objetivo de llegar a producir más azúcar que en su anterior campaña (2020-2021), considerada la peor zafra de Cuba en 120 años, el plan previsto para la actual campaña (2021-2022) es de 911,000 toneladas, de las cuales 500 mil toneladas están destinadas al consumo interno y el resto para la exportación, según Prensa Latina.

Desde 2017 las producciones en el sector azucarero han estado decreciendo, llegando en 2021 al punto más crítico, cuando el país apenas produjo 800,000 toneladas métricas de azúcar sin refinar, la cifra más baja desde 1908. Sin embargo, un año más, las perspectivas sobre el sector azucarero en Cuba son sombrías.

Ni siquiera las 93 medidas propuestas el pasado año por el Partido Comunista de Cuba (PCC) para rescatar la industria azucarera, evitaron el fiasco de la anterior campaña, incluyendo la industria de los derivados y la generación de energía eléctrica a partir del aporte de los centrales azucareros.

Con la misión de “salvar la actual campaña de zafra”, dirigentes del gobierno y funcionarios de Azcuba se volcaron esta semana a recorrer varias empresas agroindustriales del occidente del país para transmitir al sector la urgencia del momento.

“Hay que poner a trabajar a los centrales al máximo de su capacidad”, exigió Pérez Castellano, recomendando “moler la caña de cada provincia en el propio lugar, para que el beneficio se quede en los pobladores vinculados y sus familiares, y se reanime al territorio”.

Por su parte, el presidente de Azcuba, Julio García Pérez, aportó otra directiva para la actual campaña de zafra: “toda la caña es cortable y molible, esa es una regla común para todos, que debe cumplirse”.

Con apenas medio centenar de centrales azucareros de los 156 con que contaba en 1959, el PCC y los dirigentes del país pretenden salvar la industria azucarera con planes en los que todavía, a pesar de la magnitud del desastre, se proyecta el voluntarismo de la propaganda más que las decisiones racionales.

“El propósito es analizar la compleja situación por la que atraviesa la contienda actual y, de conjunto, buscar alternativas para atenuar el déficit de los recursos materiales, alimentando principios como la cohesión, la unidad y la aplicación de la inteligencia colectiva”, señaló Granma sobre la visita de los dirigentes.

Una visita que aprovecharon para alertar que “no existen más recursos que con los que se cuenta hoy, a excepción de la llegada de insumos relativamente sencillos como cierto nivel de neumáticos o las baterías de la industria nacional, por lo que la principal fortaleza o reserva estará en la voluntad de quienes conducen y realizan la zafra”.

Dejando sobre los hombros de macheteros y obreros del azúcar la responsabilidad de que el país cumpla con los objetivos de la actual campaña, la delegación de funcionarios partió de su visita a las empresas agroindustriales a sus oficinas, para seguir diseñando sus planes e informes en los que encajen las 93 medidas del PCC con la realidad de una economía y de un país destruidos por el dogmatismo ideológico que constriñe a sus fuerzas productivas.

“A las direcciones de los ingenios –y esto es un asunto común en todos los territorios recorridos– les falta la visión emprendedora, propia de una gestión empresarial con una autonomía otorgada hace poco tiempo, pero que es definitiva y real”, indicó el órgano oficial del PCC, reconociendo que uno de los problemas con el aprovechamiento del corte proviene de la percepción de los macheteros de que “la caña no es suya”, y que la “desorganización y el ‘desestímulo’ conllevan al fracaso”.

Los reproches de la dirigencia fueron contestados por algunos trabajadores que, en un “intercambio a camisa quitada”, según Granma, señalaron “dificultades con la atención a los trabajadores en términos de alimentación, y que existe insatisfacción con las ropas y los zapatos para los obreros”.

Antes de marcharse a su despacho, Arodys Caballero Núñez, funcionario de la oficina del vicepresidente de la República, dejó dicho “tenemos que volver a la época donde a la gente no había que decirle lo que tenía que hacer, porque eso se ha perdido”.

Será “la gente”, que ha perdido esa capacidad, la que cargue con la responsabilidad de esta zafra. Los que tienen la misión de diseñar políticas que promuevan la generación de riqueza y para ello insisten en hacer eficaz las empresas estatales socialistas, no serán los responsables. Ya lo advirtieron.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Ivan Leon

Licenciado en periodismo. Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales E Integración Europea por la UAB.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba