Los cubanos no olvidan al legendario Alberto Yarini

Esta noticia es de hace 3 años

El hecho de que el proxeneta más famoso de Cuba haya devenido fuente de culto religioso sigue siendo una curiosidad de las tantas que iluminan el ámbito insular.

En este reportaje ―difundido por Cubanet― son entrevistados cubanos que se hacen eco de diversas vertientes de un mito que, según el máster en Teología, Johan Moya Ramis, es indicativo de una alarma para la sociedad.

Según Moya Ramis, “en la ética y en la moral social, ¿cuál es la virtud que puede haber en un proxeneta? (…) ¿Cómo una figura así deviene en una deidad de pueblo dentro de la propia religiosidad popular? En este sentido esta religiosidad se construye sobre la base del creyente que toma elementos de la realidad que le llegan de lo divino y construye su propia fe”.

Alberto Yarini Ponce de León (1882-1910) fue un destacado chulo habanero que sembró una leyenda con más sombras que luces. Sin embargo, ello no ha impedido que a larga haya devenido referente de admiración e idolatría para quienes desean triunfar en un área de vida similar.

En el cementerio de Colón, la tumba de Yarini es el lugar al que peregrinan los que ven en la prostitución ―o en sus aledaños― el ámbito de la lucha por la sobrevivencia y el éxito.

Esta noticia es de hace 3 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985