Las lluvias de Irma facilitaron el acopio de agua en los deprimidos embalses de Guantánamo

Esta noticia es de hace 3 años

Las fuertes precipitaciones provocadas por el paso del huracán Irma sobre el oriente de Cuba el pasado viernes, causaron la crecida de ríos y afluentes en la provincia de Guantánamo, pero también facilitaron el acopio de agua en los deprimidos embalses del territorio, informaron medios nacionales. 

“El huracán Irma benefició a nuestros embalses en alrededor de 28 millones de metros cúbicos”, dijo a la prensa el subdelegado de Recursos Hidráulicos de la provincia, Juan Carlos González.

Ello se traduce, según el funcionario, en que la región guantanamera registra hoy una mejora del 31% de almacenamiento existente antes del huracán a cerca de un 40% de llenado total de los embalses.

La presa Faustino Pérez se encuentra cerca de alcanzar los 22 millones de metros cúbicos de los 26 millones posibles. “Esto nos garantiza el abastecimiento para lo que queda de año y una parte importante del venidero 2018”, explicó González.

El mismo crecimiento se registró en el embalse de La Yaya, la presa con mayores proporciones de la provincia, “por lo cual tenemos una mejor condición para enfrentar el periodo seco”, acotó.

Hasta el momento, las principales afectaciones en el abastecimiento del líquido a la población recaen en los fallos en el sistema eléctrico, la turbiedad causada por los ríos crecidos, y los daños en la infraestructura.

El especialista aclaró que el lunes en la tarde, se reportaron afectaciones en un total de 150 acueductos, en nueve municipios de la provimncia (Guantánamo).

“Estos daños a la infraestructura muy inferiores a los dejados por el huracán Matthew en octubre del año pasado, y son perfectamente recuperables”, sostuvo.

En 2015, el archipiélago cubano registró la mayor sequía del último siglo, que afectó al 70% del país. A finales de junio de este año, autoridades de la Isla lamentaban que peses a las continuas precipitaciones que tuvieron lugar desde principios del mes, el bajo nivel de acumulados no logró revertirse.

En ese momento se contabilizaron 300 fuentes de abasto como “fuertemente afectadas” por la sequía, por lo cual se mantuvo el impacto negativo en la distribución del líquido a la mayoría de los sectores poblacionales y en la economía.
 

Esta noticia es de hace 3 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985