Gerardo Hernández en Villa Clara Foto © Collage con captura de pantalla de YouTube / TeleCubanacán y Twitter / @VanguardiaCuba

Tras la calabaza y la piña, exespía Gerardo Hernández pide compartir inventos en los patios cubanos

El exespía Gerardo Hernández, vicecoordinador nacional de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR), continúa con sus ideas de sembrar calabaza y piña en los patios, y esta semana pidió a los cubanos compartir sus inventos en las redes sociales.

"Con esas increíbles iniciativas que a nosotros se nos ocurren, que seamos capaces de compartirlas entre nosotros mismos porque a lo mejor lo que inventan algunas personas aquí en el patio de Santa Clara no se les ha ocurrido a otras provincias y al revés. Por eso, es importante subir nuestras iniciativas a las redes también, compartir fotografías en las redes", dijo Hernández este miércoles en un barrio de la cabecera provincial de Villa Clara.

Desde junio el exespía repite a los cubanos la necesidad de incrementar la siembra y cría de animales en sus patios ante la escasez de alimentos en Cuba, agravada por la pandemia de coronavirus, y una crisis económica que venía desde antes, aunque en 2019 fue calificada como "situación coyuntural" por el gobernante designado Miguel Díaz-Canel.

Hernández agregó que ese movimiento de agricultura "está cobrando fuerza, es cierto que no es nuevo, es cierto que otras veces se ha tratado de hacer, pero también es cierto que por determinadas razones se dejó en su momento, se perdió el entusiasmo, hubo épocas en las que quizás no fue tan necesario como vuelve a serlo ahora".

Muchos cubanos criticaron a Gerardo Hernández tras decir que "el país tiene cerca de 138 mil CDR. Si a un solo cederista por CDR se le ocurre sembrar una piña, uno solo por CDR, ¿de cuántas piñas estamos hablando?" en junio. Esas declaraciones fueron motivo de risa en las redes sociales, donde fue rebautizado como The Piñator, entre otros nombres.

También había dicho algo similar con la calabaza e incluso acusó a Estados Unidos de matar de hambre a los cubanos, pese a lucir un Rolex GMT-Master II, valorado en unos 9830 dólares.

Tanto él como el resto de los espías de la Red Avispa, que son considerados héroes por el régimen cubano, siguen el habitual discurso de La Habana de culpar de todos los problemas existentes en Cuba a la administración de turno en Washington, ahora Donald Trump.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985